Zika en el Trabajo: Guia de OSHA

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) y el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) del gobierno federal emitieron una guía provisional para la protección de los trabajadores de la exposición ocupacional al virus del Zika.  La guía contiene  información y orientación sobre la prevención  de la exposición al virus en el  lugar de trabajo. La prevención es esencial pues no existe un tratamiento específico para las personas que se infectan.

Según estas autoridades, “Los trabajadores que están expuestos en el trabajo a los mosquitos o a la sangre u otros fluidos corporales de personas infectadas, pueden estar en riesgo de adquirir ocupacionalmente una infección por el virus del Zika” que  se transmite principalmente por las picaduras de mosquitos infectados. Los trabajadores al aire libre pueden estar en mayor riesgo de exposición al virus

Además de recomendarles a los patronos que orienten a sus trabajadores sobre cómo se propaga el virus y acerca de los riesgos de exposición, se les exhorta igualmente a proporcionarles información a sus empleados de cómo protegerse a sí mismos  y otras que más que nada es información de sentido común como:

  • Proporcionar repelentes de insectos y fomentar su uso de acuerdo con la guías que se proveen.
  • Proporcionar a los trabajadores y motivarles a usar ropa que cubre su piel expuesta incluyendo la posibilidad de proporcionar sombreros con un mosquitero para proteger la cara y el cuello.
  • Promover que los trabajadores usen ropa holgada pues proporciona una barrera para los mosquitos.
  • Observar los trabajadores por si exhiben signos y síntomas de la enfermedad por el calor.
  • Eliminar las fuentes de agua estancada.
  • Capacitar los trabajadores sobre la importancia de eliminar las áreas donde los mosquitos se reproducen en el lugar de trabajo.
  • La posibilidad de reasignar a tareas en el interior cualquier persona que indica que está o puede quedar embarazada, o que es hombre y que tiene una pareja sexual que es o pueda quedar embarazada, para reducir el riesgo de picaduras de mosquitos, si es asó solicitado.
  • Usar repelentes ; sobre este tema,  la guía da una buena explicación de los tipos de repelentes y cuales son más eficaces dependiendo de los ingredientes y su cantidad. Citan como ejemplo a repelentes que contienen DEET y los que son a base de plantas, los que contienen aceite de eucalipto de limón.   También mencionan la Permentrina como otro repelente de larga duración que se aplica a la ropa. En el caso del DEET,  señalan que un producto con 4.75% de ese  químico le ofrece una hora de duración mientras que uno de 23.8% le brinda hasta cinco horas.

Para más información acceda a la guía aquí.

%d bloggers like this: