Trabajos en Puerto Rico de propagandista médico no son empleos exentos

Los trabajos en Puerto Rico se rigen bajo la ley del trabajo conocida como la Ley Federal  de Normas Razonables de Trabajo.  Empresas cubiertas   tienen que pagar el salario mínimo federal y tiempo y medio de la tasa regular de pago por el tiempo de trabajo en exceso de 40 horas en una semana laboral.  La ley  provee una exención del pago del salario mínimo y horas extra a empleados clasificados en Puerto Rico como profesionales, administrativos, ejecutivos o vendedores fuera del establecimiento.

En el caso de los empleados de venta- para estar exentos- su  trabajo principal debe consistir en hacer ventas u obtener ordenes o contratos para servicios o para el uso de facilidades a cambio de consideración (dinero)  por el cliente. Además,  la persona debe estar habitual y regularmente  haciendo tareas fuera del lugar de trabajo.  El término ‘habitual y regularmente’ significa una frecuencia que es superior a ocasional, pero inferior a constante.  En estos casos la venta se tiene que hacer en las facilidades del cliente; no por teléfono o internet.

En el caso In re Novartis Wage and Hour Litigation del 6 de julio de 2010  del Segundo Circuito decidió que representantes de ventas   no eran empleados exentos y por lo tanto su trabajo no estaba cubiertos por las leyes de tiempo extra.

La justicia determinó que aunque los representantes de venta visitaban las oficinas de médicos para promover los productos de la farmacéutica, entregaban muestras, y obtenían compromisos de médicos para prescribir productos, ellos no podían legalmente vender (ni lo hacían)  los productos a los médicos.

Dado que no se hacía una venta,  no podían considerarse como exentos bajo la ley federal.

No obstante, otro caso reciente actualmente en apelación resuelve lo contrario y no le da credito a la interpretación del Departamento del Trabajo Federal opinando que sus pronunciamientos “retan el sentido comun”. Michael Christopher v. SmithKline Beecham Corporation, Núm. 10-15257 (Noveno Circuito).

By order dated February 1, 2010, the court denied the Reps’ motion, concluding that the DOL brief was not entitled to deference under either Chevron U.S.A., Inc. v. Natural Res. Def. Council, Inc., 467 U.S. 837 (1984), or Auer v. Robbins, 519 U.S. 452 (1997). The court concluded that “[n]ot only is the DOL’s current interpretation inconsistent with the statutory language and its prior pronouncements, but it also defies common sense.” See Christopher v. SmithKline Beecham Corp., 2010 WL 396300, at *2 (D. Ariz. Feb. 1, 2010). This appeal followed.

La ley del trabajo en Puerto Rico ( la ley de Jornada de Trabajo de 1948, Ley Núm. 379 del 15 de mayo de 1948, según enmendada) también reglamenta el tiempo extra .  Esta ley  excluye  a los agentes viajeros, vendedores ambulantes, ejecutivos, administradores y  profesionales:

EMPLEADO”  incluye a todo empleado, obrero, jornalero, artesano, trabajador, oficinista, dependiente de comercio, y a toda persona empleada mediante salario, sueldo, jornal u otra forma de compensación en cualquier ocupación, establecimiento, negocio o industria, con excepción de agentes viajeros y vendedores ambulantes.  La palabra “empleados” no incluirá ejecutivos, administradores ni profesionales, según estos términos sean definidos por la Junta de Salario Mínimo de Puerto Rico, así como tampoco a los oficiales u organizadores de uniones obreras cuando actúen como tales.
AGENTES VIAJEROS”  significa aquellos empleados que ejercen las funciones de viajeros vendedores y cuya labor consiste en llevar a cabo transacciones de ventas de productos, servicio o de cualesquiera otros bienes tangibles e intangibles a nombre de un patrono, intervenga o no personalmente en las distribución o entrega del producto, servicio o bienes, incluyendo cualquier trabajo o servicio incidental o relacionado con la actividad principal de venta.  Normalmente, estas personas prestan servicios fuera del establecimiento central; no retornan diariamente al mismo; nadie supervisa diariamente sus actividades una vez salen a vender; usan su discreción en cuanto al esfuerzo y tiempo a dedicar a su labor y la propia naturaleza de su trabajo impide determinar las horas reales y efectivamente trabajadas cada día.
VENDEDORES AMBULANTES”  son aquellos empleados que se dedican a la venta, ofrecimiento para la venta, solicitud, colección o distribución de cualquier artículo, producto o mercancía o material publicitario, en la calle, en cualquier sitio público o de casa en casa, sin que el patrono ejerza control sobre sus horas de trabajo por realizar tales actividades fuera del establecimiento del patrono.
%d bloggers like this: