Soluciones para atender la violencia doméstica en el trabajo

Bajo la ley de Discrimen en Puerto Rico, Núm. 100 de 30 de junio de 1959, los patronos en Puerto Rico tienen que proteger a los empleados que han sido victimas de violencia doméstica acecho y agresión sexual. Es el deber del patrono erradicar la discriminación contra estas personas y brindarles seguridad. La falta de planificación y procedimientos adecuados puede conllevar; seria responsabilidad civil para la empresa.

A continuación les presento quince maneras de atender parte del problema de la violencia doméstica en el empleo. No profeso que sean las únicas, las más adecuadas o las necesarias; simplemente se las presento para que vayan viendo algunas alternativas disponibles. Al final, los pasos que usted tome dependerán de las circunstancias y necesidades particulares de la empresa y la naturaleza del problema.

1. Cumpla con su obligación de preparar un protocolo para manejar asuntos relacionados a la violencia en el empleo y distribúyalo a los empleados con una orientación-. Este documento debe ser la guía clave para el manejo de todos los asuntos relacionados a la violencia doméstica, agresión y acecho. Punto mínimos a cubrir incluyen: declaración de política pública, base legal, responsabilidad del personal, procedimientos y medidas. Tenga cuidado con poner cosas que usted no tiene la intención o capacidad de cumplir. Al final dicho documento puede ser usado en su contra para probar inacción o discrimen de su parte.

2. Revise sus políticas de empleo y reglas de conducta incluyendo aquellas que tratan sobre hostigamiento sexual y violencia en el empleo para integrarlas y conformarlas a los requisitos impuestos por las nuevas leyes relacionadas a la violencia doméstica en el empleo.

3. Incluya en sus reglamentos una política repudiando la violencia doméstica, el acecho, la agresión sexual y la prohibición del discrimen en contra las victimas de estos actos. Incluya sanciones disciplinarias contra individuos violentos y/o que asechen contra otros empleados en el lugar de trabajo por cualquier medio.

4. Incluya en sus reglamentos ejemplos de los que pueda considerarse conducta discriminatoria contra las victimas o personas percibidas como victimas como por ejemplo la prohibición de hacer comentarios derogatorios contra mujeres que han sido abusadas o asechadas.

5. Cree entre los empleados y supervisores conciencia y sensibilidad al problema mediante folletos, charlas, vídeos y almuerzos educativos. Envuelva a sus empleados en ser parte de la solución participando en o desarrollando campañas y/o programas comunitarios contra la violencia doméstica.

6. Adiestre al personal que supervisa para que puedan identificar incidentes o posibles incidentes de violencia y sepan como proceder con confidencialidad. Designe una persona a cargo de los esfuerzos contra la violencia y el discrimen.

7. Redacte políticas que apoyen y acomoden los esfuerzos y necesidades de las victimas de violencia doméstica para protegerse, hacer valer sus derechos y recibir asistencia médica.

8. Oriente la víctima; sobre las licencias, beneficios y programas que puede utilizar y los posibles acomodos que se pueden realizar y para atender la salud y seguridad de la persona.

9. Provea una lista de recursos disponibles fuera del trabajo tales como albergues y centros especializados. Incluya entre sus beneficios a victimas servicios particulares como asesoría, consejería; orientación, asistencia legal, asistencia para re-localizarse, o tal vez provea si fuese apropiado algunos de los productos o servicios que su empresa ofrece de forma gratuita o a precio reducido.

10. Cree un fondo de emergencia para apoyar las necesidades de las victimas.

11. Realizar los ajustes o acomodos razonables necesarios en el lugar de trabajo para proteger a sus empleados de un posible agresor una vez este haya sido avisado sobre la potencialidad de que ocurra una situación peligrosa.

12. Solicite una orden de protección por violencia o acecho bajo las Leyes Núm. 54, 538 y284 a favor de la empleada; o empleado; afectado, si los actos de violencia doméstica o acecho han ocurrido en el lugar de trabajo. Antes de iniciar el proceso, el patrono deberá notificar de su intención de solicitar la orden de protección a la víctima. Uno de los efectos requerirle a la parte promovida que entregue a la Policía para su custodia, cualquier arma de su pertenencia.

13. Si los actos de violencia se dan entre empleados, considere re-ubicar al agresor y tomar medidas disciplinarias o reportar a la policía el incidente.

14. Diseñe un plan de seguridad general (como por ejemplo mejorar la iluminación en lugares oscuros; incrementar controles de acceso y crear un registro de visitantes).

15. Personalice el plan de seguridad una vez se identifica un empleado con problemas. Tome las medidas preventivas de seguridad apropiadas al caso tales como: identificar el agresor con foto, re-ubicación del área de trabajo y del estacionamiento de la victimas a lugares más protegidos, ofrecer que personal de seguridad acompañe la victima a su automóvil, coordinar carpooling.

Comments are closed