Repugnantes los costos operacionales del Fondo

Recientemente una empresa intentó apelar una decisión del Fondo (Corporación del Fondo del Seguro del Estado) mediante la cual le impusieron un 30% de aumento en la prima en penalidad por haber aumentado su experiencia.  En el proceso, el patrono descubrió con gran asombro  e indignación los costos que el Fondo le asigna al tratamiento de los accidentes en el trabajo; algo que muchos desconocen y es una muestra más que el gobierno es un pésimo administrador aun cuando tiene un monopolio. También es una lección para aquellos que piensan ahorrarse unos pesos no pagando primas o contratando por servicios profesionales- la tramoya les puede salir bien cara.

Para este patrono todo comenzó cuando una empleada recién reclutada se quedó  atrapada en un elevador por 15 minutos.  Ese simple evento causó que la empleada se reportara al Fondo alegando algún tipo de trauma mental.  Esta persona estuvo en descanso, cobró dietas y recibió tratamiento psicológico. Increíblemente el costo del servicio médico directo- o sea  las visitas al psicólogo- solo costaron unos $700.00 pero los costos médicos indirectos de prestar ese servicio -que se incluyen en los costos totales-  ascendieron a más de $30,000.00.  Así como lo lee.  Resulta que la operación del Fondo es tan cara e ineficiente, que aparentemente le costó al gobierno esa cantidad para dar un servicio médico cuyo valor real era setecientos dólares. Esto pasa todos los días.

Los costos indirectos no incluyen los costos administrativos de operar la corporación pero si toman en consideración los costos operacionales de administrar las facilidades médicas.  Estos costos son bien altos e incluyen gastos como arrendamiento de las facilidades, electricidad, materiales, mantenimiento planta física, etc.

Por suerte la ley limita las penalidades que el Fondo del Seguro del Estado puede imponer a patronos por su propia ineficiencia.  De lo contrario, pocos patronos podrían sufragar estas primas.   Esta suerte no la tienen los que no están asegurados.  Si en este ejemplo, el patrono no hubiese tenido su póliza al día, el Fondo le hubiese facturado esos $30,000 + los gastos administrativos que son otra exageración adicional.

%d bloggers like this: