¿Por qué los empleados ignoran las reglas de conducta?

A menudo las empresas esperan mejorar la actitud de sus empleados con  reglas de conducta. Es importante tenerlas pero los patronos deben reconocer sus limitaciones. Las reglas- más que nada-  sirven un propósito punitivo. Estas, disuaden de conducta inaceptable; les advierten a los empleados de consecuencias; justifican acciones disciplinarias pero no les alientan a mejorar sus actitudes.  Con las reglas, la persona se cuidará de no hacer lo prohibido (generalmente) pero de ahí a ser un empleado ejemplar….olvídese.

Enmarcar la conducta con reglas claras es un mero comienzo. Para optimizar el compromiso de los empleados se requiere otro enfoque que emplea un principio universal. Si usted demanda de sus empleados compromiso, debe antes usted tener compromiso con ellos. Esa regla se conoce como ‘dar para recibir’ y se cubre en mi  artículo La clave para tener empleados productivos.

 

%d bloggers like this: