Licencia periodo lactancia o extracción de leche materna

El periodo lactancia o extracción de leche materna es un beneficio para las madres lactantes que trabajan en el sector público y privado en Puerto Rico.  Los patronos deben tener un lugar habilitado en sus facilidades para tales fines.  Ley Núm. 427 del 16 de diciembre de 2000.

El periodo lactancia en Puerto Rico implica que cuando una mujer regresa a trabajar luego de una licencia por (embarazo) maternidad tiene derecho a lactar a su bebé o extraerse leche materna por un período de una (1) hora por cada día de trabajo. Dicho período puede ser dividido en dos períodos de 30 minutos, o tres períodos de 20 minutos.  La licencia de periodo de lactancia puede ser para acudir al lugar en donde se encuentra la criatura a lactarla, en aquellos casos en que la empresa o el patrono tenga un centro de cuido en sus facilidades o para extraerse la leche materna en el lugar habilitado a estos efectos en su taller de trabajo.

Originalmente el periodo lactancia era de media hora con y  la alternativa de periodos de de quince (15) minutos cada uno.  El incremento en el tiempo lo trajo la ley 239 del 6 de noviembre de 2006 (239-2006).  No obstante,  patronos cubiertos por la Administración Federal de Pequeños negocios únicamente vendrán obligados a proveer un período de lactancia o extracción de leche materna de media hora dentro de cada día de trabajo, el cual puede ser dividido en dos períodos de 15 minutos.

Esta licencia de periodo lactancia tendrá una duración máxima de doce (12) meses desde la fecha que la empleada regresó a trabajar luego de su licencia por maternidad. De modo que pueda disfrutar de esta licencia, la empleada debe presentar un certificado médico durante el cuarto y octavo mes de edad del infante, que acredite que la empleada está lactando a su bebé.

La ley no  exige que todo patrono cree un espacio fijo permanente para el periodo lactancia.  Tampoco especifica las condiciones que debe cumplir el lugar habilitado   para facilitar esta licencia  pero se ha resuelto que debe ser uno privado, seguro e higiénico para la madre lactante.  Además, si la empresa es negligente u omite cumplir con estas disposiciones  pudiera serle responsable civilmente a la madre por los daños que sufra  por verse obligada a dejar de lactar su criatura.

29 L.P.R.A. §§ 478 y siguientes.

Jacqueline Siaca v. Bahia, 2016 TSPR 11

%d bloggers like this: