La contratación de empleados en Puerto Rico

Contratación de empleados

Una de las dos formas de contratar un empleado en Puerto Rico es por un término fijo de duración. La otra es sin término alguno o ‘indeterminado’. El contrato con término establece de antemano el tiempo de duración del empleo. Cuando concluye el término pre-acordado, la relación de empleo termina.

El patrono no tiene obligación legal adicional para con el individuo que no sea liquidar el salario y los beneficios acumulados hasta el momento de la terminación. La ley no favorece este tipo de contrato y le impone a las empresas que los utilicen una serie de requisitos de estricto cumplimiento:

  • El contrato tiene que estar por escrito.
  • El contrato tiene que hacerse durante la primera jornada del empleado.

  • Tiene que especificar que el contrato es para una actividad extraordinaria o de duración corta o fija como por ejemplo: inventarios anuales, órdenes temporeras de de aumentos de producción reparación de equipo o facilidades, embarque de carga, trabajo en determinadas épocas del año como la Navidad.

De no cumplirse con los tres requisitos, el contrato se considerará como indeterminado. El efecto inmediato de esto sería que para despedir al empleado tendría que existir justa causa. De lo contrario el patrono tendría que pagarle la indemnización por despido bajo la ley 80. El mismo efecto ocurre cuando el contrato se extingue y el empleado sigue trabajando (salvo que se dé un segundo contrato o extensión también bajo los mismos tres requisitos).

La ley no dispone si se puede incluir un contrato probatorio dentro de uno temporero. Tampoco las disposiciones de empleo probatorio expresamente lo prohíben aunque el efecto de que se expire el contrato probatorio y la persona permanezca trabajando es que el empleado se convierte en uno regular a tiempo indeterminado; cosa que sería contrario al propósito del contrato temporero. No obstante sería algo que se podría contemplar (aunque hay otros que opinan lo contrario); incluso está la alternativa más sostenible de hacer varios contratos (en vez de uno solo) para el período de trabajo que se contempla emplear. Si el periodo total de trabajo es de 6 meses pues se pudiese hacer un contrato inicial de varios meses luego extenderse o renovarse (o hacer un segundo contrato) dependiendo del rendimiento inicial del empleado.