Horas extras y la ley federal FLSA

La legislación de horas y salarios en Puerto Rico es sumamente amplia y protectora; mucho mas que su contra-parte federal, la FLSA. La FLSA o Ley Federal de Normas Razonables del trabajo-es la ley federal que establece el salario mí­nimo por hora y el pago de tiempo extra (horas extra)  sobre 40 horas semanales. Bajo la FLSA el tiempo extra se paga a base de 1 ½ vez el sueldo por hora. A diferencia de la ley local (Núm.  379 del 15 de mayo de 1948, según enmendada por la ley 289 del 9 de abril de 1946), La FLSA no impone una jornada diaria máxima o requiere el pago extraordinario de las horas trabajadas en exceso de ocho (8) horas diarias.

La FLSA aplica cuando la empresa tiene un volumen de negocio mayor de $500,000.00. No obstante existen excepciones a algunas o todas las disposiciones del FLSA dependiendo de la industria envuelta  por lo que el lector debe verificar su empresa en particular.

Aunque un negocio esté cubierto por el FLSA, no necesariamente lo están sus empleados. El lenguaje de la ley es confuso y técnico. Por ejemplo, en algunos casos se exime a empresas dependiendo de su industria. En otros la ley exime a algunos empleados de las disposiciones sobre horas extras pero no del salario mí­nimo. Otras excepciones eximen al empleado por completo las de vendedor ambulante, ejecutivo, administrador o profesional. Debido a la particularidad de las exenciones, los patronos deben analizar las cláusulas y condiciones exactas para su situación en particular.

La FLSA no ocupa el campo en materia de salarios y horas extra por lo que no prohí­be la legislación estatal; incluso aquella que brinde mayores beneficios como es el caso de las leyes legisladas en Puerto Rico. Así­, mientras que la FLSA solo dispone para tiempo extra semanal en exceso de 40 horas, la Ley Núm. 379 de Puerto Rico dispone que serán horas extras:

  1. Las horas que un individuo trabaja para su patrono en exceso de ocho (8) horas durante cualquier perí­odo de veinticuatro (24) horas consecutivas;
  2. Las horas que un individuo trabaja para su patrono en exceso de cuarenta (40) horas durante cualquier a la semana, a menos que las horas trabajadas diariamente en exceso de ocho sean pagadas a tipo doble;
  3. Las horas que un individuo trabaja para su patrono durante los dí­as u horas en que el establecimiento en que presta servicios deba permanecer cerrado al público por disposición legal;
  4. Las horas que un individuo trabaja para su patrono durante el dí­a de descanso que se haya fijado o se fijase por ley en el caso de industrias y negocios que no están sujetos al cierre de su establecimiento, y las horas que un empleado trabaja para su patrono durante el dí­a domingo en aquellos establecimientos comerciales que mantengan sus operaciones ese dí­a y están sujetos a las disposiciones de la Ley Núm. 1 de 1 de diciembre de 1989;
  5. Las horas que el individuo trabaja para su patrono en exceso del máximo de horas de labor al dí­a que la Junta de Salario Mí­nimo haya fijado o fijare para la ocupación, negocio o industria en cuestión;
  6. Las horas que el individuo trabaja para su patrono en exceso del máximo de horas de labor al dí­a fijado en un convenio colectivo;

Están excluidos de las leyes de horas extra:

  • Empleados en el servicio doméstico pero éstos tienen derecho a un día de descanso.
  • Empleados del gobierno central
  • Agentes viajeros y vendedores ambulantes;
  • Ejecutivos, administradores y profesionales
  • Oficiales y organizadores de uniones obreras

Bajo la  Ley  379 las empresas que permitan que un empleado trabaje durante horas extras tendrá que pagarle “por cada hora extra un tipo de salario igual al doble tipo convenido para las horas regulares”.  Sin embargo, si el patrono  está cubierto y le aplican a sus empleados las disposiciones del FLSA.  El patrono solo deberá  pagarles a sus empleados, por cada hora extra trabajada, un tipo de salario no menor de tiempo y medio del convenido para las horas regulares.  Ello incluye horas trabajadas en exceso de las ocho (8) diarias y en exceso de las cuarenta (40) semanales.

De lo anterior surge que  la empresa  que hace mas dinero (sobre 500,000 en volumen anual ) es la que puede estar cubierta por el FLSA y por ende beneficiarse de tasas menores de tiempo extra.