Entendiendo la Ley del Fondo del Seguro

La Ley del Sistema de Compensaciones por Accidentes del Trabajo ( administrada por la Corporación del Fondo del Seguro del Estado) establece un esquema de seguro compulsorio mediante el cual los empleados que trabajan para patronos asegurados y que sufran lesiones, se inutilicen o pierdan la vida por accidentes que provengan de cualquier acto o función inherente a su trabajo o empleo, son acreedores de los amplios remedios compensatorios que provee esta Ley. Los empleados tienen derecho a recibir los beneficios d independientemente de que se pueda demostrar que la lesión sobrevino por la negligencia de alguna persona. A cambio de esto, los patronos gozan de inmunidad con respecto a acciones de daños y perjuicios presentadas por el obrero afectado con relación a su lesión. Este quid pro quo es el eje central del esquema del seguro compulsorio. Hurtado v. Osuna, 138 D.P.R. 801 (1995).

Como parte del esquema referido, de ordinario la Ley no provee para que el obrero lesionado reembolse al Fondo los gastos de tratamiento médico y compensación en los que incurrió si el accidente está relacionado con el empleo. Le corresponde al Fondo asumir la responsabilidad de ofrecer tratamiento médico y compensar al obrero, según dispone la Ley sin derecho a reembolso alguno.  Sin embargo, cuando existe un tercero responsable de un accidente laboral, la Ley dispone un procedimiento mediante el cual el Fondo puede subrogarse en los derechos del obrero o de sus beneficiarios, y así poderle reclamar al tercero responsable los daños que compensó o los gastos en los que incurrió, relacionados al accidente de trabajo. Padín v. Cía. Fom. Ind., 150 D.P.R. 403 (2000).

%d bloggers like this: