El procedimiento sumario de reclamaciones laborales

Empresas continúan cayendo en las redes que les tiende la ley Núm. 2; ello a pesar de que fue aprobada hace más de cuarenta años. Esta ley, conocida como el ‘Procedimiento Sumario’ se utiliza en Puerto Rico para tramitar reclamaciones laborales en contra de los empleadores.  La misma se enmendó recientemente mediante la ley 133-2014 para aumentar ciertas penalidades y acortar términos para acudir en alzada.

Reclamaciones por despido, salarios y otras se pueden tramitar por este procedimiento especial. Aunque se parece a la típica demanda civil,  el proceso sumario tiene unas diferencias fundamentales que lo hacen muy peligroso para aquellos patronos que tienden a dejar las cosas para última hora o son presa de su propia burocracia.  Además de acortar el término para contestar la querella, el procedimiento limita la utilización de los mecanismos de descubrimiento de prueba y de las Reglas de Procedimiento Civil.

El peligro mayor bajo este proceso es no contestar la demanda dentro del término provisto por la Ley- 10 o 15 días dependiendo de donde se presenta la acción judicial y se notifica la misma. Cuando no se contesta a tiempo la demanda (llamada querella en estos casos) el patrono básicamente pierde el caso y las posibilidades de revocar la decisión apelando son prácticamente nulas.  No importa si los reclamos del demandante son falsos.  La ley dispone:

Si el querellado no radicara su contestación a la querella en la forma y en el término dispuestos en la Sección 3 de esta Ley, el juez dictará sentencia contra el querellado, a instancias del querellante, concediendo el remedio solicitado. La sentencia a esos efectos será final y de la misma no podrá apelarse.

Originalmente aprobada en 1964, la ley es una criatura de nuestra legislación protectora del trabajo y aunque tiene un propósito loable- el acelerar los procesos judiciales laborales- falla consistentemente en lograr su cometido. La ley falla porque una vez el patrono cumple con el periodo inicial para contestar la demanda, el caso muchas veces no avanza  mas  que el caso civil ordinario.

 

 

 

%d bloggers like this: