El contrato no hace el contratista independiente

Si usted cree que comprando un contrato tipo llena blancos va a lograr disfrazar un trabajo como contratista independiente, se equivoca. Evítese innecesariamente un riesgo de trabajo. Las leyes de Puerto Rico son claras en cuanto a lo que se consideran empleos y contratos de servicios profesionales. Lo que usted debe saber es  que no es lo que diga el contrato sino la relación real entre su empresa y la persona que contrata.

Hace un tiempo me llegó vía correo electrónico una oferta para dizque “inmunizar” mi empresa contra empleados mal clasificados como contratistas independientes. La oferta es que compre un contrato pre-hecho para asegurarme que ni Hacienda ni el IRS puedan clasificar un contratista independiente como empleado. Pienso que  esa oferta es una absoluta perdida de dinero. Lo más increíble de todo es que se atrevan a garantizarla- “Adquiere aquí hoy el contrato que lo garantiza”. A continuación les explico cual es el problema con los contratistas independientes y porqué el mejor contrato del mundo no les puede garantizar nada.

Muchas empresas pequeñas en Puerto Rico piensan que pueden librarse de cumplir con las leyes de Puerto Rico en materia  de empleo nombrando a sus empleados como “contratistas”; creyendo que al adoptar dicha etiqueta o preparar un contrato ‘blindao’, los convierten en personas independientes que trabajan por contrato -como el jardinero, plomero, electricista, el viene a arreglar las computadoras o el que fumiga. Esto es una fantasía.

A diferencia de los empleos, el contratista independiente opera un negocio distinto al que lo contrata. Por tal razón la empresa que utiliza los servicios de un contratista no tiene que retener contribución sobre ingresos (salvo el 7% sobre cierta cantidad), seguro social, medicare, seguro por desempleo y seguros por incapacidad. No obstante, si el contratista resulta que en realidad es un empleado, la empresa enfrentará problemas legales en múltiples frentes incluyendo posibles demandas en casos de accidentes en el trabajo y aquellas responsabilidades contributivas que incumplió.

Para saber si una persona es empleada o contratista tenemos que ver la totalidad de las circunstancias.  No hace diferencia que usted tenga un contrato firmado que diga que la persona es contratista independiente e incluya  las funciones típicas de un contratista . Lo que importa es cual es la  relación verdadera.

La medicina laboral preventiva es que no se  haga la vista larga.  Evalué si la conveniencia percibida vale la pena el riesgo que asumirá.  Si la persona luce, habla, piensa y actúa como empleado- con toda probabilidad es empleado. Me refiero a esa persona que  trabaja en sus facilidades bajo su control, siguiendo sus direcciones y usando su equipo.

One thought on “El contrato no hace el contratista independiente

%d bloggers like this: