Doral Bank a pagar 2.5 millones por despido injustificado

mucho$En Doral Fin. Corp. v. Garcia-Velez, (julio 31, 2013), el Primer Circuito en Boston validó un laudo de arbitraje que ordenó a Doral Bank a pagarle a un alto ejecutivo la cantidad de $2,396,609 incluyendo $163,008 en intereses por despido injustificado.  Para una empresa con problemas financieros, esto es un duro golpe.  Añádale a estos costos  lo que invirtió defendiendo el caso en arbitraje, en intentar revocar el laudo en tribunal de distrito federal y en apelar la decisión de distrito a  circuito.

Continúe leyendo el artículo. . .

Este caso no fue al tribunal en un principio ya que las partes habían acordado como parte del contrato de empleo someter la reclamación a arbitraje. Generalmente el arbitraje es más rápido que un caso en el tribunal pues entre otras cosas se limita el término para hacer descubrimiento de prueba y el calendario del árbitro está más despejado que un juez en  una sala de mucho tráfico.  Para la empresa esto significa que el costo de defender el  caso será menor.  También y no menos importante evitará que la empresa enfrente un jurado.  En EU y la corte federal, los casos civiles también puede verse por jurado y cuando hay discreción en términos de la cuantía a otorgarse, los jurados tienden a ser mucho más generosos que los jueces.   A propósito,  los árbitros que se emplean en estas cláusulas de arbitraje no son los del Departamento del Trabajo.  Sea cierto o no, muchas empresas consideran que los árbitros del Departamento están muy identificados  con el movimiento obrero.

Se preguntará por qué un empleado accedería al arbitraje, la respuesta es sencilla, no le queda más remedio si quiere el empleo. El tema del arbitraje obligatorio ha sido motivo de múltiples litigios y estos contratos se han invalidado en muchas ocasiones, dependiendo que como se perfeccionaron y lo que incluyeron en el mismo.

En este caso Doral intentó dejar sin efecto la decisión del árbitro basándose en tecnicismos legales. Entre estos,  que no se le otorgó una vista justa cuando el árbitro le impidió  hacer descubrimiento de prueba adicional; lo cual le imposibilitó presentar evidencia relevante para demostrar que el empleado había incumplido con ciertas cláusulas que invalidaban el derecho a cobrar su indemnización.   El tribunal no estuvo de acuerdo con Doral y le ‘devolvió la factura para pago’.

%d bloggers like this: