Aspectos contributivos del contratista independiente

Estamos ante un contratista independiente  si dada la naturaleza de su función y la forma en que presta servicios resulta ser su propio patrono. El contratista independiente opera un negocio distinto al que lo contrata. Por tal razón una empresa  o negocio propietario que utiliza los servicios de un contratista no viene obligado a cumplir con las obligaciones contributivas relacionadas a empleados como lo son:  contribución sobre ingresos, seguro social, medicare y seguro por desempleo.  No obstante, si el contratista resulta ser un empleado la empresa  enfrentará problemas legales en múltiples frentes incluyendo aquellas responsabilidades contributivas que incumplió.

La responsabilidad del contratante sobre los  ingresos del contratista

Si la actividad contratada es una  de industria o negocio, o para la producción de ingresos, el Departamento de Hacienda requiere que la empresa le retenga al contratista parte del pago y lo remita a Hacienda como pago adelantado de contribuciones del contratista- la llamada retención del 7%. El pago se efectúa utilizando el formulario 480.9A y se deposita  no mas tarde del día 10 del mes siguiente a la retención.

La persona que contrata los servicios no tiene que retener dinero en todos los casos. De hecho como veremos mas adelante, la retención no aplica a  toda actividad y la regla general es que el pagador (el contratante) tiene que hacer el pago como parte de una actividad de industria o negocio  o para hacer dinero. El pago a un ebanista para nuevos gabinetes en su casa, el pago al jardinero que le poda su césped o al plomero que le destapa una tubería, no son actividades de comercio o  efectuadas para generar ingresos.  Estas actividades se consideran personales que no está relacionadas con la industria o negocio del pagador.

Ciertos contratistas gozan de certificados de relevo, esto se refiere a un documento que emite Hacienda, otorgándole un trato contributivo especial con respecto a la retención del 7%.  Esto  no exime al contribuyente de incluir dichos ingresos en su planilla y tributar sobre los mismos. Los contratistas con certificados deben presentar los mismos al contratante para que le haga la retención menor.

El relevo puede ser parcial (3% de retención), en el caso de contratistas que son corporaciones o sociedades, o total (ninguna retención), durante los primeros tres años de prestación de servicios de un individuo, corporación o sociedad. Los relevos hay que solicitarlos en Hacienda y cumplir con ciertos requisitos.

No todo dinero  a pagarse está sujeto a retención pues los primeros 1,500 dólares  y ciertas actividades están exentas como:

  • contratación de seguros;
  • arrendamiento o venta de propiedad mueble tangible o inmueble;
  • imprenta;
  • venta de periódicos, revistas y otras publicaciones (incluyendo colocaciones de anuncios); y contratación de tiempo en radio o televisión.

Ciertos pagos no están sujetos a retención:

  • pagos efectuados a hospitales y clínicas que ofrecen servicios de hospitalización (no ambulatorios);
  • pagos a organizaciones sin fines de lucro que hayan recibido una opinión administrativa a tales efectos;
  • pagos de comisiones efectuados a vendedores directos por la venta de productos de consumo;
  • pagos por construcción de obras, excepto pagos a ingenieros, arquitectos y diseñadores, entre otros;
  • pagos hechos a compañías exentas que operan bajo las leyes de incentivos industriales, contributivos o turísticos; pagos a agricultores bona fide que cualifican para la deducción dispuesta por la Sección 1023(s) del Código;
  • pagos a personas extranjeras no dedicadas a industria o negocio en Puerto Rico que estén sujetas a otras disposiciones de retención en el origen;
  • pagos de salarios sujetos a retención bajo la Sección 1141 del Código; pagos al Gobierno de Puerto Rico, sus agencias, corporaciones públicas y subdivisiones políticas;
  • pagos a un porteador elegible dedicado a transporte aéreo o marítimo de carga o pasajeros o al servicio de comunicaciones telefónicas entre Puerto Rico y cualquier punto fuera de Puerto Rico; y
  • pagos por servicios eclesiásticos prestados por sacerdotes u otros ministros del evangelio debidamente autorizados u ordenados, incluyendo a rabinos.

Tampoco estará sujeto a esta retención el costo incurrido por el proveedor de servicios por concepto de:

  • gastos de viaje, alojamiento y comidas;
  • maquinaria, equipos y piezas, que se suministraron como parte del costo del contrato por la persona que prestó los servicios. Esto no incluye maquinaria, equipos y piezas utilizados por el proveedor del servicio si el título de dichas maquinarias, equipos y piezas no se transfiere como parte del contrato a la entidad a quien se preste el servicio;
  • sellos y comprobantes de rentas internas; y
  • cargos por financiamiento.
%d bloggers like this: