¿Dueños de una franquicia o un trabajo?

En  noticias recientes, una empresa fue demandada por personas que habían adquirido su franquicia alegando estos que lo que  a base de sus actividades, lo que realmente tenían era un trabajo y la propiedad real de una empresa como se pretendía alegar.  El franquiciante en este caso es Coverall North America Inc., una empresa de limpieza comercial basada en Florida. Tener  trabajadores erróneamente clasificados como contratista independiente es un procedimiento laboral distinto que trae una serie de complicaciones legales para una empresa. Para los empleados puede ser música a sus oídos.

Lejos de involucrarse en la administración de un negocio propio, los que adquirieron la franquicia alegan que    no hacían gestión comercial alguna a parte  de hacer el trabajo central de la empresa que era limpiar comercios. Por tener un empleo ellos alegan que   tienen derecho a reclamar horas extra y otros beneficios del trabajo.  Aunque este caso se aparta de la típica gestión empresarial de una franquicia, no deja de ser preocupante en este sector por las serias implicaciones al modelo de negocios existente.    Sobre la inspección de trabajo que realmente hacían, la clasificación de las empresas y los posibles efectos del caso puede leer  Pius Awuah y otros v. Coverall North America Inc., Núm.  07-10287-WGY, en el Tribunal Federal para el Distrito de Massachussetts aquí.

%d bloggers like this: